653 93 45 03

Acerca de mí

Eva Susperregui

Psicóloga -Psicoanalista en Valladolid

Formación y experiencia profesional como Psicóloga y Psicoanalista.

 

Dispongo de una formación teórico-práctica en psicología de más de 11 años y de más de 15 años de trabajo en el ámbito de la psicología clínica en consulta propia.

Tras licenciarme en Psicología por la Universidad Pontificia de Salamanca me voy a París donde tomo contacto con el Psicoanálisis de Orientación Lacaniana.

Allí entro en el Centro de investigaciones pedagógicas y psicoanalíticas de Bonneuil-sur-Marne, París, centro fundado por la psicoanalista Maud Manonni, donde se investiga y se trabaja con niños y adolescentes con perturbaciones de tipo psicótico.

Realizo cursos de postgrado en psicoanálisis en la Universidad Paris-VIII, Vincennes-Saint Denis, cerca de París, en el departamento de psicoanálisis fundado por Jacques Lacan.

Así mismo, en París, comienzo mi psicoanálisis.

Asisto a diferentes seminarios y conferencias impartidos en la Escuela de la Causa Freudiana de París.

En 2003 me instalo en Madrid donde abro mi propia consulta y comienzo a ver mis primeros pacientes.

Continúo mi formación en el Nucep, Nuevo Centro de Estudios Psicoanalíticos, Sección Clínica de Madrid, perteneciente a la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis del Campo Freudiano (E.L.P.), de Madrid, donde sigo los seminarios de formación en teoría, técnica y clínica psicoanalítica. 

En el Nucep, recibo una formación en el tratamiento de las psicosis desde la orientación lacaniana, en el llamado G.I.P., Grupo de Investigación en Psicosis.

Realizo una formación complementaria en Acompañamiento Terapéutico en A.S.I.S., Asociación por la Promoción y Prevención de la Salud y la Integración Social, en Madrid. Tras recibir la formación y la capacitación en acompañamiento terapéutico trabajo en asistencia domiciliaria, adicciones y patología dual, depresión, enfermedades neurodegenerativas, trastornos de la personalidad, psicosis, etc.

Entro a formar parte del equipo del Centro de Asistencia Psicológica de Móstoles, donde trabajo como terapeuta con niños, adolescentes y adultos, en diferentes campos de la neurosis y la psicosis.

En la Asociación Bipolar de Madrid me hago cargo de grupos de psicoterapia para adultos y  para jóvenes.

En la Asociación Bipolar de Madrid me ocupo de una Escuela de Familias, donde trabajo con familiares de pacientes diagnosticados de Trastorno Bipolar, asesoro e informo sobre recursos asistenciales y ofrezco ayuda psicoterapéutica. Actividad subvencionada por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y de la Dirección General de Alimentación y Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, 

En el año 2008 me traslado a Valladolid donde abro una consulta a la que me dedico en exclusiva hasta el día de hoy.

 

Otros centros donde he trabajado o realizado prácticas:

-Practicum Universitario en el Hospital Psiquiátrico de mujeres San Luis, de Palencia.

-Trabajo voluntario durante los años universitarios en el centro de Salud Mental de la Diputación de Salamanca, con enfermos mentales.

-Psicóloga en la Asociación Bipolar Vallisoletana. Terapia grupal con enfermos y atención a familiares.

 

Áreas de experiencia

  • Terapia individual de adultos, jóvenes y mayores.
  • Terapia infantil y familias.
  • Terapia grupal.
  • Consejo y ayuda psicológica a familiares.
  • Psicoterapia a domicilio.
  • Psicoterapia Online.
  • Psicoterapia en francés.

¿POR QUÉ ELEGÍ EL PSICOANÁLISIS?

Las teorías psicoanalíticas ejercieron una fascinación en mí desde que oí hablar del inconsciente allá en la temprana adolescencia. Posteriormente, esa devoción se vio incrementada por los estudios universitarios, por algunos profesores y sobre todo más tarde cuando la labor de mi propio psicoanálisis personal me hizo comprender en mí misma las teorías estudiadas y en especial pude comprobar el inmenso poder que este uso de la palabra tiene sobre el psiquismo, su capacidad para tocar diferentes elementos de la personalidad simplemente con una escucha, afilada y regida por una ética excepcional, llena de humanidad y sabiduría.

Hay varias características típicas de la ética psicoanalítica que hacen que prefiera este tipo de terapia a otras:

El discurso psicoanalítico no habla de trastornos. No se evalúa a las personas, desaparece el binomio normal/anormal al que llegan otras éticas que, aunque bienintencionadas, sin quererlo, acaban estigmatizando a las personas que sufren. El psicoanálisis contempla cualquier fenómeno humano como normalcomo típicamente humano. No hay nada más normal que un síntoma. La psicopatología, en todo caso, depende de la subjetividad del sufriente, y de la intensidad con que percibe, de cómo se le interpreta, etc.

Tiene en cuenta el aspecto inconsciente de la conciencia y le otorga un estatus privilegiado en la causalidad del sufrimiento humano. Es la única teoría psicológica que desarrolla una explicación completa y profunda del psiquismo, sin ignorar nada, abordándolo en toda su complejidad, incluyendo al inconsciente.

El analista ha de pasar por un análisis personal previo, así es como se aprende el oficio. Esto es debido a que los terapeutas tienen fantasmas inconscientes como cualquier persona, manías, miedos, prejuicios, historia, estructura. Considero necesario que todo terapeuta deba pasar por un análisis previo no sólo para que sus fantasmas no influyan en la dirección de la cura del paciente sino también porque se aprenden en la experiencia cosas fundamentales.

No se intenta eliminar el síntoma a cualquier precio. Sabemos que tiene una función en el equilibrio psíquico, la de hablar. Entonces, se le brinda un espacio al sujeto para que al poner palabras donde no las había deje de necesitar hablar por medio de síntomas.

Es el sujeto el que tiene un saber acerca de su sufrir, el psicoanalista no. Éste sólo tiene un saber hacer: escucha ese saber inconsciente del paciente que se expresa cuando habla. A veces los pacientes nos preguntan ¿qué tengo, qué me pasa?, pero esto no es como en el médico, ni se trata de enfermedades. Aquí la pregunta se invierte y es el paciente el que nos cuenta qué le está pasando ya que solo él lo sabe, lo que ocurre es que a veces no sabe que lo sabe.

Hay un respeto incondicional de la singularidad de cada persona, sin influirla en sus valores morales, o convicción religiosa, ideología política, preferencia sexual, etc. Este principio es compartido con otras escuelas de psicología, en principio por todas ya que es algo básico. Pero el psicoanalista es quizás más riguroso en esto, el respeto alcanza la singularidad del síntoma.

Se busca el bien para cada sujeto, uno por uno. No hay ideales universales de felicidad. El psicoanalista no dirige al paciente hacia ningún concepto previo ni personal de felicidad, ni intentará adaptarle a las exigencias de su entorno, bajo el pretexto de la funcionalidad, ya sean familiares o sociales porque sabe que para cada quién su bienestar es una cosa diferente.

No se obliga a nadie a ser feliz. Ese no es el objetivo. Hoy en día llueven esos mensajes de los medios y de la publicidad, pero sabemos que precisamente el tratar de obedecer las consignas actuales de “goza” y “sé feliz” es, precisamente, lo que enferma a mucha gente. Primero porque a lo mejor no necesitan nada de todo eso para ser felices y se les está confundiendo, y segundo porque tanto imperativo imposible de cumplir acaba por deprimir a cualquiera.

No hay juicios, ni fantasmas personales, inconscientes, en el terapeuta. El hecho de pasar por un análisis previo ayuda muchísimo y facilita el trabajo, impide teñir la evolución de la cura del paciente con la propia subjetividad, con su propia neurosis, su propia angustia, sus ideales o su imaginario. El terapeuta es neutral y no habla nunca de sí mismo.

JE VOUS ÉCOUTE EN FRANÇAIS

Si vous êtes français et vous vous trouvez à Valladolid en tant qu'étudiant, ou travailleur, ou une autre raison et vous avez besoin d'aide psychologyque, peut être je pourrais vous aider en vous écoutant dans votre langue maternelle.

  • La escucha, ese gran instrumento de trabajo es labrada y agudizada por el psicoanálisis personal previo.
     
  • El psicoanálisis no se vende a modas, su teoría es válida para todas las épocas y para todas las sociedades.

  • Hay efectos terapéuticos rápidos. La técnica analítica contemporánea permite en muchos casos que las terapias se acorten o experimentar una mejoría en las primeras sesiones.

  • Fomenta al máximo la autonomía del paciente, su capacidad para tomar decisiones libremente y con criterio propio. No se le dirige en orden a que tome una decisión u otra. Algunos pacientes llevan esto un poco mal ya que esperan del terapeuta que les diga cómo vivir, qué escoger y qué hacer con su vida. Esto no lo hace jamás un psicoanalista ya que sería colocarle en una posición infantil y de dependencia.

  • Sirve para cualquier persona que esté interesada en su desarrollo personal, que tenga necesidad de hablar con alguien, o que tenga una dificultad vital concreta y no sólo para tratar patologías más o menos graves.

EJERCICIO PROFESIONAL

PSICÓLOGA SANITARIA

COLEGIO OFICIAL DE PSICÓLOGOS DE CASTILLA Y LEÓN
Número de colegiada CL-3079

Dónde estamos

Paseo de Isabel la Católica, 5 - 4ºDcha.
47001 Valladolid

Contactar

esusperregui@hotmail.com
653 93 45 03

Horario de apertura

Lunes-Viernes: 9:00 - 21:00 h.
Sábados: 10:00 - 14:00 h.

Directorios

Psicóloga y Psicoanalista en Valladolid
Psicóloga Sanitaria  - Psicoterapia y psicoanálisis

© 2017 Eva Susperregui López. Todos los Derechos reservados.